POR QUÉ SOMOS MUY FAN DE LA MADERA DE BOJ

  • Es local: el Buxus sempervirens, el boj común, es un arbusto o pequeño árbol siempreverde, originario de Europa, donde crece en forma silvestre en zonas de matas, colinas y otros terrenos secos y rocosos desde las Islas Británicas hasta la costa del mar Mediterráneo y del mar Caspio.
  • Es muy resitante y de alta calidad: la utilización de la madera de boj en la fabricación de nuestros artículos de cocina no es casual ya que su madera es muy dura, de grano fino, y con un elegante tono amarillento. Tiene una estructura homogénea y no fibrosa por lo que se emplea desde hace siglos en ebanistería para trabajos delicados de torneado, como plancha para grabados e imprentas, así como para instrumentos de viento-madera.
  • Es higiénica: el boj es una madera muy particular, en su momento fue llamada "el marfil de la madera" debido a su falta de poros. Esto la hace una madera muy higiénica ya que la suciedad o los diferentes ingredientes o productos que puedan tener contacto con ella no pueden penetrar en su interior.
  • Es apta para el lava-vajillas: se pede poner en el lavavajillas sin miedo a que se estropee.
  • La madera de boj no ennegrece con el tiempo o por un uso prolongado, más bien todo lo contrario, coge una tonalidad más amarillenta y agradable.
  • Es muy agradable de usar: el tacto del boj es muy agradable, al tener un grano suave y fino.
  • Es saludable: los artículos trabajados en madera de boj, tampoco tienen necesidad de ningún tipo de acabado químico gracias a sus propiedades naturales, y hace que sea la mejor de todas las maderas para la fabricación de utensilios de cocina. La madera está tratada con aceite de oliva para protegerla y para resaltar el color y veta de la madera.
  • Es ecológica y residuo cero: Sostenible y biodegradable.